<$BlogRSDURL$>
GANGRENA
Friday, May 21, 2004
  Mientras la lentitud de la máquina se ajusta más al ideal de molusco, comrimo y centrifugo ideas en el punto que divide en partes iguales mi frente, pero para qué si no llegan a figuras un poco delimitadas al ojo que pueda perforar acero. 
Wednesday, May 19, 2004
  Hoy un estado tan ridículo. La semana entera en un estado tan ridículo, sabiendo que es porque así lo preferiría; entonces sin importar si en este momento las neuronas sufren de exceso de funcionamiento inservible y mi inutilidad cumple el deseo de intestino grueso, podría después invocar el recuerdo con un gesto en que mi boca se estire a los laterales; y, adaptándome a las posibilidades que esta mueca me permita, me diría en algún tono inadecuado a la situación de autoengaño –¡jo! ¡qué ridículo el estado de esa vez!.

 
  La rama se acerca entre ventanillas cerradas para llegar a mi necesidad de fresco, pero no advierto su llegada. Y cuando su presencia es tan próxima a la mía, todo se sucede en cámara lenta y en intersección con visiones de futuro: la rama se alarga y se enrosca en mi cuello sin que la inercia me permita un escape, mientras los inicios de hojas simuladoras de ternura sacan sus espinas que afilaron con la mente, y me arañan en círculos. 
Monday, May 17, 2004
  Ahora el 120, alguna vez poderoso entre otros vehículos que ni se aproximan en altura, y observado por quienes tienden a esferizar sus ojos y a cubrir su mentón con láminas de saliva provenientes de una boca abierta de admiración, se pregunta qué clase de odio personalizado hizo que lo arrastraran al reverso sobre sus ruedas delanteras ya débiles, y que ni su verde brille.
 
Friday, May 14, 2004
  Rulos electrificados piden con tono que incontrolable saltea talentoso la dulzura propia de la situación y se convierte en histeria criminal, un hamaque hasta el cielo que debe ser más, más, más rápido. Y la hamacadora de quien hereda criminalidad pregunta si más rápido o más fuerte.

 
Monday, May 10, 2004
  Subo y, respondiendo a un reflejo tardío, ustedes dirigen abodocadas sus miradas y cabezas a la ventanilla. Ya será tirarse por ésta con un audaz traspase del vidrio, sin uso del martillo de urgencias. Pero sé que no miran el paisaje acompañado de respiraciones relajadas; sino que miran tensas, pero con expresión de neutro interés, a la menos interesante rajadura del vidrio que rompa con su monotonía, la que pudiera provocar una llave o el colmillo del vampiro 
Sunday, May 09, 2004
  Ya la tercera vez que veo esta piedra árabe apuntando a sus orígenes, clavada sobre metales de óxido radioactivo, y no tengo muletas sobre las que podría cargar mi peso y el del que no suelta mi cuello, para que el dedo herido repose. Pero es que el barco gigante, que me espera en alguna orilla para el viaje interminable de selección de monstruos sangrientos para la última película, se va a ir. 
Thursday, May 06, 2004
  Suponiendo que una confusión de cables en el momento de entrar a mi cuerpo me hiciera ser este gran oso que debe escuchar y mirar diferentes tipos de asentimientos ante cada frase pronunciada, decidiría empezar por respiraciones agitadas y después aflojar mandíbula y dedos, lo suficiente para que mis dientes y uñas se caigan.

 
descomposición del tejido orgánico
Otros Blogs